¡Tips para mantenerte motivado comiendo sano!

Comenzar una dieta no es nada difícil, por el contrario, es algo muy fácil. Lo difícil esta en mantenerla. En lograr que este cambio de hábitos sea algo que nos acompañe por el resto de nuestra vida.

Les comparto algunas prácticas recomendaciones que los ayudaran a lograrlo:

  1. Piensa no únicamente en el peso, sino en todos los beneficios que obtendrás a corto y largo plazo. Al alimentarnos mejor y ser más activos, tendremos mas energía, nuestro estado de animo mejorará. Y lograremos prevenir enfermedades como la diabetes tipo II, hipertensión arterial, e incluso algunos tipos de cáncer en un futuro.
  2. Ponte metas razonables. Siempre le digo a mis pacientes que no soy fan de las famosas “tablas de peso ideal”. Muchas veces mis pacientes llegan a la clínica asustados pues en internet vieron que su peso ideal es tal, y muchas veces son números que no van con nuestra realidad. Es importante asistir con un profesional, para determinar cual es el rango de peso saludable recomendado para nosotros.
  3. Algo que funciona muy bien es el llamado “buddy system”. Esto significa iniciar a cambiar nuestros hábitos junto con alguien con quien pasemos mucho tiempo. Puede ser nuestro novio, esposo, mejor amiga, colegas del trabajo. Esto hará que nos sintamos apoyados, y de esta forma es menos probable que rompamos la dieta. Rodearnos de gente que tenga los mismos intereses que nosotros.billionphotos-1656832_small500
  4. No te frustres si no bajas de peso, mide tu progreso de otras formas: como te queda la ropa, tu nivel de energía y rendimiento en el gimnasio, tomate fotografías semana a semana para ver tu progreso. No te estreses con el peso, después de todo no es mas que un número.
  5. Se paciente. No intentes bajar 20 libras en dos semanas (seguramente no las subiste en dos semanas). Bajar de peso es todo un proceso. El organismo necesita empezar a utilizar las reservas de grasa de tu cuerpo, y esto lleva tiempo. Cuando perdemos peso de forma muy rápida usualmente perdemos agua y masa muscular, no grasa.
  6. Espera retrocesos. No todas las semanas bajaras peso. Algunas semanas subiras unos gramos, o te estancaras. Esto es el proceso normal de la pérdida de peso. Si alguna semana no bajaste peso,no te frustres y tires la dieta por la ventana. Esto deberá ser una motivación para portarte aun mejor esta semana que viene.

Y cuando logres alcanzar una meta (por ejemplo, empezaste aguantando 10 minutos en el gimnasio y ahora aguantas 30), date una pequena recompensa. Ve al cine con una amiga, hazte una manicura, etc.billionphotos-1886000_small500

Siempre me gusta recomendar a mis pacientes un “cheat meal”. Esto significa que si lograste portarte bien toda la semana, el fin de semana puedes darte un gustito, por ejemplo una rica crepa dulce, unas papas fritas o una porción de tu pastel favorito

Y no pienses en que estas “a dieta”. Sácate esta palabra de tu mente. ¡Estás en el proceso de cambiar tus hábitos y estilo de vida, de llenar tu organismo con los nutrientes que necesita para funcionar de manera óptima, y disfruta! ¡Comer sano debe ser también delicioso!

 

¡Las más frescas y deliciosas frutas y vegetales a domicilio gracias a nuestros amigos de Greens by Esparragus!

12687976_951692354868594_6610247425810907451_n