¿Ir a una fiesta y no romper la dieta es una misión imposible?

El día de hoy en Matutino Express platicamos acerca de si ir a una fiesta y no romper la dieta es una misión imposible.
A muchos de nosotros podría parecernos así, sin embargo, lo ideal es seguir un plan de alimentación saludable que se adapte a nuestro estilo de vida, incluyendo nuestra vida social. De no ser así, nuestra dieta estará destinada al fracaso.
  • Lo primero que a muchos nos pasa por la mente cuando tenemos una fiesta en la noche es hoy no voy a comer durante todo el día para poder comer en la noche. Este es el primer error que cometemos, pues al llegar a la fiesta con el estomago vacío la ansiedad ganara la batalla, y lo mas probable es que paremos comiendo de mas.
  • Otra opción seria ofrecer a los anfitriones llevar un platillo a la fiesta, y aprovechar para que sea una opción saludable.Palitos de zanahoria y apio con algún dip a base de queso ricotta, aceitunas, nueces, pinchos de frutas o vegetales. 
  • Elige un plato pequeño. Estudios demuestran que cuando los participantes se sirven la comida en un plato grande, se sirven e ingieren mas calorías que cuando utilizan un plato pequeño.
  • Ten cuidado con las calorías liquidas, acá nos referimos a las gaseosas y al licor. Evita las gaseosas y refrescos, prefiere el agua pura. Y en cuanto al alcohol, te recomiendo servirte tragos suaves con algún mezclador sin calorías, por ejemplo mineral o agua pura, y limitarte a un trago o dos.
  • Recuerda que no todo gira alrededor de la comida. Ir a la fiesta también significa socializar, pasarla bien, bailar, platicar con amigos que hace tiempo no vemos. De esta manera te la podrás pasar bien, sin exceder tu ingesta calórica.

¿Y tu, cómo logras combinar tu alimentación saludable con tu vida social? No olvides dejar tu opinión en la sección de comentarios.