¡Evita ganar peso durante las fiestas!

Este año, mis pacientes me han sorprendido para bien. Usualmente, a finales de noviembre y principios de diciembre, la clínica se quedaba vacía y en enero esperaba con un poco de preocupación, ver de nuevo a mis pacientes, quienes se hacían presentes usualmente con un par de libras de más.

Este año, me han sorprendido, pues estamos full! Eso me alegra mucho ya que demuestra que, aun en diciembre, muchas personas se están preocupando por su salud, y desean cerrar el año con buenos hábitos y un peso más saludable.

Seamos sinceros, Diciembre es un mes difícil a la hora de querer “comer saludable”. El ponche, los tamales.. ¡Todo gira al rededor de la comida! En promedio, incrementamos entre 3 y 5 libras durante Diciembre, y el problema es que rara vez las bajamos en enero. Usualmente, las vamos acumulando año tras año…

Mis pacientes saben que la meta en Diciembre es, no tanto perder peso, pero si mantenerlo. Y para ello, les dejo estos prácticos consejos que espero les sean de mucha ayuda:

  1. NUNCA vayas a una posada, convivio o fiesta con hambre. Siempre refacciona algo antes de salir de casa: una manzana, un puñado de nueces y un vaso grande de agua pura, por ejemplo.
  2. Recuerda que no hay alimentos prohibidos. Si en nuestra mente, están “prohibidos” los tamales y el ponche, seguro será lo primero que se te antojará comer! No hay alimentos prohibidos! Recuérdalo!
  3. Si te gustan los postres, intenta hornear piña, manzana y peras con un poco de especias navideñas: nuez moscada, clavo, jengibre y mucha canela. De esta forma podrás disfrutar de ricos postres navideños, sin el exceso de calorías.
  4. No te frustres intentando perder peso durante este mes, pero si enfócate en mantener tu peso.
  5. Cuida el tamaño de tus porciones, de esta manera, podrás disfrutar de todos los platos típicos de la fecha, pero con moderación.
  6. Siempre les digo a mis pacientes: “Elijan su pecado”. Si les encantan los tamales, y van a una reunión, coman un tamal, pero eviten el postre. Si por el contrario, les fascina lo dulce, coman un pastelito y eviten el tamal. Si van a pecar, que sea con algo que en realidad les encante 🙂
  7. Ten cuidado con el licor. En mi clínica, la regla son 3 tragos a la semana. Mis pacientes saben que 3 tragos a la semana están permitidos 🙂 Evita las bebidas muy dulces, como por ejemplo la piña colada. Y prefiere tragos sencillos con mezclador sin calorías, por ejemplo vodka con mineral y limón, whiskey con agua o ron con gaseosa dietética. Procura que los tragos no estén muy “fuertes”, de esa manera te podrás tomar 2 o 3 en lugar de 1. 🙂
  8. Con el licor, cuida también las porciones. ¡Hay copas de vino gigantes! Elige vasos y copas de tamaño estándar.
  9. Alterna las bebidas. Por ejemplo, una bebida alcohólica seguida de una mineral con limón.
  10. Con el frío, a todos se nos antoja algo caliente para beber. Prepara ponche de frutas con bastante canela, y sin azúcar. Otra opción es endulzarlo con Stevia.
  11. ¡Y no nos olvidemos del ejercicio! Si alguien te pregunta ¿Que quieres de regalo para Navidad? ¡Una buena opción sería pedir una membresía en algún gimnasio! O, ¡Un paquete de consultas nutricionales en nuestra clínica! haha