¡3 maneras en las que el ejercicio me ha ayudado!

Quién me conoce ahora sabrá que me encanta hacer ejercicio, sin embargo, les cuento algo… esto no siempre fue así. En realidad, era todo lo contrario. Antes odiaba hacer ejercicio, lo detestaba. No entendía cuando las personas me decían que el ejercicio las ayudaba a relajarse, a desestresarse. Para mi, tener que ir al gimnasio era una fuente de estrés y mal humor.

Todo esto cambio luego de tener a Luciana. Siempre he sido delgada, y eso se lo debo agradecer en parte a mi metabolismo (los genes de mi mami quien después de 3 hijas se mantiene nítida) y obviamente al hecho de comer saludablemente. Pero estar delgada no es sinónimo de estar saludable ni en forma. De esto me di cuenta luego de tener a Luciana. Recupere rápido mi peso previo al embarazo, gracias en gran parte a la lactancia. Sin embargo, mis músculos abdominales se dañaron y resulte con un caso leve de diastasis recti (separación de los músculos abdominales). Le pregunte a mi ginecólogo, ¿Por qué me había pasado eso? Y su respuesta me hizo pensar: «Por falta de ejercicio. Estabas delgada, pero tu abdomen no era fuerte».

Decidí que eso iba a cambiar, y empece a ir al gimnasio con mi novio 🙂 El ejercicio aún no me gustaba, hasta que me tope con una clase llamada Synrgy360 en Futeca Sport Gym, y para que les cuento… ¡Me he vuelto un poco adicta, y me encanta! Me encanta, no únicamente porque he notado cambios positivos en mi cuerpo, sino también por otro par de razones aún más importantes. Les comparto:

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 12.34.19 p.m.

El ejercicio me hace mejor mama: Se podría decir que trabajo medio tiempo, y el otro medio tiempo me dedico a Luciana. Sin embargo, mis dias son en realidad: trabajo 100% y paso con Luciana casi todo el dia, intentando trabajar por momentos, cuando ella esta entretenida, cuando toma una siesta. No esta de mas decirles que esto resulta muy estresante. Cuando llega la tarde, muchas veces me encuentro estresada y de mal humor. El ejercico me ayuda mucho con esto. Me relaja, me desestresa, me pone de buen humor y luego de 1 hora de ejercicio, regreso a casa renovada, y Luciana obtiene a una mami sonriente y con energía por el resto de la tarde / noche.

s2El ejercicio me ayudó a vencer la depresión postparto: No es ningun secreto que después de haber tenido a Luciana, desarrolle una depresión postparto muy severa. Si quieren leer mas sobre mi experiencia, pueden hacerlo AQUÍ. Y les soy sincera, aún cuando la depresíon postparto fue algo que supere casi al 100%, aún hay dias… esos días, en que no me siento al 100%. Es en esos dias en que espero con ansias mi hora en el gimnasio, pues ya se que las endorfinas que mi cuerpo produce al ejercitarme, me ayudan a sentirme mucho mejor.

epresY por ultimo, definitivamente el ejercicio me ha ayudado a recuperar mi cuerpo luego del embarazo: Y puedo decir, con toda seguridad, que me siento más contenta con mi cuerpo ahora, después de haber tenido a Luciana, que antes de ser mama. Siempre he sido delgada y siempre he comido saludable, pero ahora noto mis músculos tonificados, incluso mi abdomen, mucho más que antes de mi embarazo, y esto es gracias al ejercicio.

IMG_5239
Así que si ustedes, como yo anteriormente, le huyen al ejercicio, ¡Los invito a probar y darle una oportunidad! Si no te gusta estar encerrada en un gimnasio, intenta salir a caminar. O inscríbete en una clase de baile con tu mejor amiga. En mi caso, me encanta ir a mis clases de Synrgy360 junto con mi novio. ¡Es una actividad que hacemos juntos, y la disfrutamos sinceramente!

¡A ejercitarnos se ha dicho amigos!